Título
Legislación y Normativas

 

 

 

 

Gota

 

Conceptos Técnicos
Analíticos --- pH    

 

El valor del pH del agua es un indicador que nos determina la acidez o no acidez (basicidad o alcalinidad) del agua.

Se define como pH = – log [H+], siendo [H+] la concentración del hidrogenión (en términos técnicos se debería usar la “actividad” del hidrogenión, la cual corresponde a su concentración efectiva).

 

El agua se encuentra disociada según la siguiente reacción:

H2O <==> H+ + OH- (ión hidrogenión + ión hidroxilo)

 

En un agua pura la concentración de H+ es igual a la de OH- y su valor de pH es de 7,0

Las aguas en las cuales la concentración de H+ es superior a la de OH- son aguas ácidas y el valor de su pH está por debajo de 7,0. Por el contrario aquellas cuya concentración de OH- es superior a la de H+ son aguas básicas o alcalinas y su pH es superior a 7,0.

 

La escala de valores de pH es totalmente abierta, no obstante podríamos considerar como límites prácticos en aguas ácidas los valores de ácidos fuertes disueltos en agua como el ácido clorhídrico, ácido sulfúrico...etc. cuyo pH puede llegar incluso por debajo de –2; en aguas alcalinas, el pH de las disoluciones de bases fuertes como el hidróxido sódico o potásico puede superar el valor de + 14.

 

El pH del agua destinada a consumo humano está en la práctica condicionado por el ácido carbónico existente y en condiciones normales se halla generalmente en valores comprendidos entre 7,2 – 7,8. Las aguas con valores de pH inferiores o iguales a 7,0 generalmente favorecen los procesos de corrosión mientras que las aguas con valores de pH superiores a 8,0 generalmente favorecen las incrustaciones calcáreas.